Travelers

In Dublin’s Fair City

Dia dhuit divers!

Nuestra primera parada del 2019 ha sido la capital de la preciosa Irlanda, Dublín. Más allá de la amabilidad de su gente, su húmedo y nublado tiempo y sus parajes verdes, os invitamos a descubrir con nosotras nuevos rincones de esta ciudad  y sus alrededores.

Si llegáis un viernes a media tarde como nosotras, cenar en un pub y tomar después unas pintas escuchando música en directo es la opción más recomendable.

El sábado visitamos Powerscourt House, situado en Einskerry a apenas 30 minutos en coche. Esta mansión, obra de Richard Cassels (1731), fue diseñada a partir de una remodelación y ampliación del castillo medieval original datado en el S. XIII. Junto a ella, se proyectaron las 19 hectáreas que albergan sus impresionantes jardines, considerados los más bonitos de Irlanda. Sus jardines aterrazos, Italianos y japoneses,  el estanque del Delfín, su Cementerio de Mascotas, La Torre del Pimentero o la cascada de Powerscourt de 121 m, lo convierten en una visita que merece la pena realizar.

Muy cerca se encuentra Jhonnie Fox’s, uno de los pubs más famosos y antiguos de Irlanda. Si queréis disfrutar de una auténtica comida irlandesa rodeados de lugareños y una ciudada decoración, sin duda debéis visitarlo.

Mirad con atención pues este pub posee un lema y distintas frases en sus paredes repletas de nostalgia y buen humor.

Eat Fish, live longer. Eat Oysters, love longer. Eat Mussels, last longer.

No muy lejos de aquí nos dirigimos a la popular ciudad costera de Bray, llena de locales y con un amplio paseo marítimo que continúa bordeando la costa.  Tras cenar y para acabar el día, el buen ambiente nocturno de Dublín la convierte en una ciudad donde disfrutar y bailar.

El domingo lo dedicamos a descubrir nuevos rincones de Dublín como Phoenix Park. Se trata del parque urbano más grande de urbanos en cuyas 700 hectáreas encontraréis numerosos ciervos  además de atracciones como el Zoo, distintos organismo oficial como la Casa Presidencial y monumentos como el  monumento a Wellington. Tras ello, tomamos un brunch irlandés y  callejeamos por las calles de Dublín para terminar nuestra visita en St Stephens Green, uno de los parques públicos más antiguos de Irlanda.

Si queréis descubrir sitios donde comer, en la cuenta de ig dublinfoodguide encontraréis numerosas sugerencias de locales y restaurantes a los que ir.

Os dejamos algunas fotos de nuestra escapada así como el enlace a nuestro anterior viaje, Diving in Dublin,  donde podréis conocer mejor la capital junto a la pintoresca Howth con su paseo a lo largo del acantilado.

Nos despedimos con una frase que aprendimos en este viaje y que esperamos que os guste tanto como a nosotras. Hasta pronto!

There are no strangers here, only friends who have never met.

Powerscourt House, Jardín Italiano

Powerscourt House, Jardín Japonés

Powerscourt House

 Jhonnie Fox’s

Phoenix Park

O’ Neill’s

Molly Malone

Suffolk St.

St Stephen’s Green

Dublin Unitarian Church desde St Stephen’s Green

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *